Seleccionar página

Cúbreme noche oscura sepulcro del día

Canten aves nocturnas, esto es melancolía

 

Mi corazón sufre esta noche

casi sangre, casi lágrimas

Crea vértigos en mi cabeza

Tu no sabes, noche, como calmas.

 

Y alguien dice:

 

¡Canten al triunfo de la noche

que el ruido del día desapareció

el respiro del espíritu es la libertad

que ofrece en la noche la razón!

 

Victoriosa eres, amada luna mía

Tu tenue luz me llena de vida

tus estrellas me acompañan en la sátira

que se ríe a gritos del muerto día

 

Lobo de plata, canta a la luna llena

Como mi alma canta sin algún reproche

Que en este presente logro comprender

La luz ahora no existe ¡Es noche!

 

El sol no quema la piel ni viento seca los labios

No somos hijos del sol, como ha sido declarado

Pues la capa negra nos cubre, no temo gritarlo

¡No somos hijos del sol, somos hijos del espacio!

 

Ángeles negros nuevamente surcan el cielo

La vigilia dura hasta que salga un sol nuevo

Disfrutemos la noche, disfrutemos el silencio

Pues así como muere un rey nace un heredero

 

Pese a vivir la hermosura de la noche

Aun queda en mi profunda melancolía

Pues comprendí al nacer el alba

Que como vive la noche, vive el día.